Mediciones muestran que la cantidad de dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero, en la atmósfera subió el mes pasado al nivel más alto registrado, un incremento intensificado por el fenómeno climático El Niño , manifestaron científicos.

Los niveles de dióxido de carbono aumentaron en 4.16 partes por millón en abril en comparación con un año antes, según mediciones en Mauna Loa, Hawaii.

Hasta este año, el mayor incremento era de 3.7 ppm. Los registros se remontan a 1950.

El nivel de dióxido de carbón de abril de 407.42 ppm se dio por un incremento récord de 2.59 ppm con respecto a marzo.

Los niveles de dióxido de carbón son cíclicos, y alcanzan su registro más alto en mayo para luego descender hacia fin de año.

La cifra de abril es adicional al aumento estable anual de 2.5 a 3 ppm por la quema de combustibles fósiles.

Jim Butler, director federal de monitoreo atmosférico global, calificó el incremento como temible, e indicó que fue detonado por El Niño.