Tras un año de divorciados , Sandra (Mónica Miguel) e Ignacio (Arturo Montenegro) no logran resolver sus diferencias ni mejorar la relación que deben mantener por Sergio, el hijo de ambos, de 9 años, lo que afecta su rendimiento escolar.

Esto es lo que plantea, con dosis de humor y de realidad,  la comedia De mutuo desacuerdo , que se presenta hasta el 31 de octubre en el Teatro La Quadra , bajo la dirección de Daniel Gómez Nates y la producción de Q.

El autor de la obra, el dramaturgo español, Fernando J. López , afirma que se trata de una “ comedia de trasfondo ”, que busca “provocar la reflexión sobre cómo a veces en un divorcio los adultos se olvidan de los menores”.

¿Cuál es el mensaje que busca enviar la obra?

Que necesitamos dialogar . Me gustaría que después de reír, la gente se vaya con la idea de que deberíamos comunicarnos más. A veces gritamos mucho, monologamos mucho, todos tenemos redes sociales, y estamos en un monólogo perpetuo, pero no sabemos escuchar ni a nuestras parejas ni a nuestros amigos. No es una obra para gente en pareja, sino una obra para cualquier persona porque habla de eso, de cómo a veces cuando no nos comunicamos caemos en guerras sin sentidos.