Con el fin de conservar la biodiversidad en las zonas protegidas y de amortiguamiento de Panamá, el Gobierno aprobó un convenio de cooperación técnica no reembolsable por $9.5 millones para un proyecto de conservación de la biodiversidad, que se desarrollará en siete provincias y áreas indígenas del país.

El acuerdo, suscrito entre el Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá (MEF), el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Agencia Implementadora del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), fue aprobado por el Consejo Económico Nacional (CENA), informó en un comunicado oficial el MEF.

El convenio ayudará a la financiación del proyecto de ‘Sistemas de producción sostenible y conservación de la biodiversidad’.

Las actividades del proyecto se desarrollarán en las provincias de Bocas del Toro, Coclé, Colón, Chiriquí, Los Santos, Panamá y Veraguas, así como igualmente en las comarcas Guna Yala y Ngäbe Buglé, y los territorios indígenas Bribri y Naso-Teribe.