Los grupos dedicados a la conservación de las tortugas marinas en la playa Mata Oscura, al sur del distrito de Mariato, están solicitando con urgencia que las autoridades rectoras del ambiente y los recursos acuáticos implementen un plan de manejo especial para la protección de esta especie, que abunda en esta zona, pero que hoy se ve amenazada por falta de controles estrictos.

Jacinto Rodríguez, presidente de la Fundación Agua y Tierra, expuso que en este momento lo que más falta hace es la regulación de actividades como la extracción de arena, la pesca industrial y otras prácticas como la fumigación indiscriminada con plaguicidas.

A ello se suman otras como la existencia de gran cantidad de animales domésticos, especialmente perros, que se comen los huevos de las tortugas, los vendedores que ilegalmente los comercializan y el uso de artes de pesca no permitidas por ley.

“Estos son problemas que ameritan un control, pero se necesita que se implemente la zona especial de manejo marino costero para lograrlo”, enfatizó.

 “Este es un santuario nacional como pocos para la anidación de la tortuga marina, pero necesitamos que sea protegido”, concluyó.

Por parte de entidades como la Arap y la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) en Veraguas, se informó que se mantienen programas de cooperación con los grupos conservacionistas para la protección no solo de la tortuga, sino de otras especies en riesgo de extinción.