El Parlamento tailandés aprobó  la primera ley específica para la protección de animales en el país, tanto domésticos como salvajes, informaron fuentes cercanas al proceso legislativo.

‘Los orígenes del borrador se remontan 20 años atrás, cuando se le solicitó al departamento de ganadería de Tailandia redactar una ley contra el comercio de piel de perro’, señaló Roger Lohanan, miembro del subcomité encargado de discutir la ley en la Cámara Baja.

La nueva ley incrementa las multas de $30 a $600 (de mil baht a 20 mil baht) y las penas de un mes a hasta un año de prisión, frente a las penas contempladas en otras normativas más generales hasta ahora.

Los diputados accedieron incluir como anexo del texto principal, que entrará en vigor dentro de 180 días, observaciones sobre el consumo y venta de carne y piel de perro o gato, y sobre 20 casos concretos que definen la crueldad animal, para ser consideradas por las autoridades.

Lohanan, que igualmente es director de ‘Thai Animal Guardians Association’, apoyó junto a otras 12 organizaciones una campaña que ha reunido 115 mil firmas para promover definiciones específicas de crueldad animal en el cuerpo de la ley.