El presidente de Francia, François Hollande, anunció que su país donará 30 millones de dólares para proteger el patrimonio internacional y los monumentos en los sitios de guerra y conflicto.

En un discurso en la Conferencia Internacional de Abu Dabi sobre Protección del Patrimonio Cultural en Peligro, Hollande aseguró que esa cita adoptó los principios necesarios para crear lugares seguros para el patrimonio cultural. Además, destacó que la conferencia presenta una coalición internacional, que ha sido construida para hacer frente a la amenaza que sufren las propiedades culturales humanas más preciosas.

Por su parte, el emir de Abu Dabi, el jeque Mohamad Bin Zaid al Nahian, expresó que la conferencia ‘representará un importante paso en los esfuerzos internacionales para proteger el patrimonio cultural mundial amenazado en tiempos de guerra’.

Los organizadores de la conferencia, que fue realizada gracias a una iniciativa francesa y emiratí, tienen como fin poder obtener una financiación de 100 millones de dólares que se destinarán a proteger el patrimonio y restaurar lo que han destruido los distintos conflictos mundiales.

Ese dinero, del que forman parte los 30 millones de dólares de Francia, será gestionado por un fondo que tendrá sede en la ciudad suiza de Ginebra.