Una plaga de gorgojos afecta desde el segundo semestre de 2015 cerca de 442 mil hectáreas de pinares en Honduras y han dejado pérdidas por unos $262.6 millones, informó  una fuente oficial.

Las hectáreas afectadas por el gorgojo suponen ‘el 20%’ de los más de 2 millones de hectáreas de bosque de pino que tiene el país centroamericano, expresó el director del Instituto de Conservación Forestal (ICF), Misael León. El insecto ha dejado pérdidas por unos $262.6 millones, agregó el alto cargo, quien anunció que la madera afectada por la plaga se usará en proyectos sociales.

El gobierno hondureño creó en agosto de 2015, con apoyo de la comunidad internacional, una Comisión Interinstitucional para erradicar la plaga del gorgojo descortezador.

La comisión la integran varias instituciones del Gobierno que preside Juan Orlando Hernández y la cooperación internacional, como la Unión Europea, Alemania y Estados Unidos.

El organismo, con apoyo de militares hondureños, ejecuta desde agosto pasado una operación de corte de árboles afectados con el propósito de detener el paso del gorgojo a otras especies, así como medidas de prevención en árboles sanos.

Honduras, un país forestal con una extensión de 112.492 kilómetros cuadrados pierde de 600 a 800 kilómetros cuadrados de bosques cada año por la tala ilegal y los incendios, muchos de ellos ocasionados por el hombre, según las autoridades locales.