Pablo Picasso fue igualmente un genial escultor, como recuerda la nueva exposición del Museo Nacional que lleva su nombre en París.

 “Picasso. Esculturas”  reúne hasta el próximo 28 de agosto más de 240 obras y sigue un recorrido cronológico, desde los primeros modelados de comienzos del siglo XX hasta los agrandamientos de la década de los sesenta.