Como el Festival de Horror ha sido calificado un ritual chino en donde se asan y comen perros.

La organización Human Society International ha tildado esta tradición como una matanza de animales innecesaria.

Y es que en la ciudad de Yulin en China, miles de perros son sacrificados como parte de un festival donde se come su carne.

Por ello, activistas por los derechos de los animales, solicitan que se detenga la celebración. Por su parte, los ciudadanos de esta localidad, quieren mantener su tradición.

El festejo consiste en preparar los perros y alimentarlos durante un año; luego se sacrifican, se limpian y se cuelgan en vidrieras para ser asados.

Tanto organizadores como los participantes, indican que comer perros es lo mismo que consumir cerdo, vaca o cordero.

En Yulín, la industria de la carne de perro es buen negocio para los empresarios.