La población mundial de tigres salvajes se incrementó en casi un 22 % en los últimos 6 años hasta situarse en los 3.890, la primera subida en un siglo, según datos de la organización ecologista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés).

“Por primera vez tras décadas de constante disminución, el número de tigres está en aumento”, señaló el director general de WWF, Marco Lambertini, en un comunicado difundido  con motivo de la celebración de la III Conferencia sobre Conservación de Tigres, que inicia en Nueva Delhi.

La población de esta especie en peligro de extinción era de alrededor de 100.000 animales hace un siglo y de unos 3.200 en 2010, una cifra que ha aumentado desde entonces en unos 700 gracias a “múltiples factores” como mayor calidad en los sondeos y mejor protección.

La India concentra la mayor población, con 2.226 tigres en su territorio, seguida por Rusia e Indonesia, que cuentan con 433 y 371 de estos animales, respectivamente, según los datos recopilados por WWF y el Foro Global del Tigre (GTF, en inglés).

En la Conferencia sobre Conservación de Tigres realizada en Rusia en 2010, los gobiernos de diferentes países se comprometieron a duplicar la cantidad mundial de tigres salvajes para 2022.