Casi una cuarta parte de las muertes que se producen en el mundo tienen causas relacionadas con factores medioambientales en sentido amplio, desde la contaminación hasta el suicidio pasando por los accidentes de tráfico, según la OMS.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud estima que en 2012, unos 12,6 millones de decesos se pueden achacar a la “contaminación del aire, agua y suelos, la exposición a sustancias químicas, el cambio climático, y los rayos UV” que provocan un centenar de enfermedades o traumatismos en los humanos.

La OMS, que había elaborado un primer cuadro del impacto medioambiental en sentido amplio en 2002, establece una lista de las diez primeras patologías vinculadas al entorno.

La organización señala que 8,2 millones de decesos por enfermedades no transmisibles se pueden atribuir a la contaminación del aire. Se trata sobre todo de los accidentes vasculares cerebrales, enfermedades cardíacas, cánceres y enfermedades respiratorias.

Los traumatismos no intencionados, como los accidentes de tráfico, igualmente los clasifica la OMS entre las patologías relacionadas con el medio ambiente y representan 1,7 millones de fallecimientos en 2012 ya que con frecuencia son ocasionados por el mal estado de las carreteras.

La OMS considera asimismo que las diarreas, que ocupan el sexto lugar en la lista de las diez enfermedades censadas por la OMS, están inducidas a menudo por una mala red sanitaria, lo cual causa 846,000 decesos anuales.

Los “traumatismos voluntarios”, que incluyen los suicidios, son la décima causa de los decesos relacionados con el medio ambiente. Para la OMS, ciertos suicidios están provocados por un acceso a productos tóxicos, como los pesticidas, y por lo tanto relacionados con el entorno .Para la organización internacional, ‘una mejor gestión del medio ambiente permitiría salvar cada año’ a 1.7 millones de niños menores de 5 años y a 4.9 millones de ancianos.