El chileno Alejandro Aravena ganó ayer el prestigioso premio Pritzker de arquitectura 2016 que otorga la fundación Hyatt con sede en Chicago (norte de EE.UU.), anunciaron los organizadores.

Aravena, de 48 años y que labora en Santiago de Chile, recibirá el galardón consistente en 100 mil dólares y una medalla de bronce en una ceremonia en la sede de Naciones Unidas en Nueva York el próximo 4 de abril.

‘El jurado ha seleccionado a un arquitecto que profundiza nuestro entendimiento de lo que es verdadero gran diseño’, afirmaron los organizadores del Pritzker Architecture Prize en un comunicado. ‘Alejandro Aravena ha sido pionero de una práctica de colaboración que produce poderosos trabajos de arquitectura y también responde a los desafíos claves del siglo XXI’, añadieron.

Se trata del cuarto arquitecto latinoamericano que gana el premio en 41 ediciones y el primero de Chile. El mexicano Luis Barragán lo obtuvo en 1980 y los brasileños Oscar Niemeyer y Paulo Mendes da Rocha en 1988 y 2006, respectivamente.

Aravena ha realizado obras reconocidas en la Universidad Católica de Chile en Santiago, incluyendo el Centro de Innovación UC – Anacleto Angelini (2014), las Torres Siamesas (2005), la Escuela de Medicina (2004), la de Arquitectura (2004), y la de Matemáticas (1999), según el comunicado. ‘Estos edificios con eficiencia energética responden al clima local con fachadas y planos de pisos innovadores y eficientes y ofrece a los usuarios luz natural y lugares agradables de encuentro’, se explica.