El medio ambiente de algunas partes de la provincia septentrional china de Hebei ha sido contaminado gravemente, informó un grupo central de inspección.

Cuatro ríos, incluyendo Canglangqu, Shibei, Liaojiawa y Cha, están gravemente contaminados dentro de la ciudad de Cangzhou.

Las concentraciones medias de contaminantes en los cuatro ríos subieron un 30 por ciento en 2015 frente a los datos de 2013, indicaron los inspectores.

Se encontró una serie de proyectos ilegales, entre los que se incluyen la construcción de villas cerca de las fuentes de agua potable protegidas de la provincia.

Los inspectores atribuyeron las violaciones ambientales a la supervisión ineficaz de los reguladores locales. Durante la inspección, se cerraron 200 compañías, se detuvieron a 123 personas y otros 366 fueron hallados responsables.