Para Aris Aníbal Acosta , expresiones artísticas como la dramatización , el canto y la música son elementos de utilidad en la enseñanza, y además salvaguarda las costumbres del país.

Con ese ideal estrenó el pasado 25 de enero en el T eatro Balboa el espectáculo Historia del istmo , cuyo libreto busca rememorar los pasajes más emblemáticos de la historia panameña .

Se trata de una propuesta educativa, que fuera de las aulas de clase s pretende proyectar de forma creativa la cronología istmeña .  

“Hay que buscar nuevas formas para llegarle a los jóvenes”, indica Acosta, con la convicción de que con el arte es posible calar en las mentes y corazones juveniles, para proyectar de manera creativa “los antecedentes que hicieron de Panamá el país que hoy conocemos”, agrega.

Unos 80 artistas, miembros del Ballet Nacional Danzas Folclóricas Panameñas , que dirige Acosta, conforman la obra que se inicia en el período precolombino y transcurre a través de los años, hasta llegar al siglo XX.

La gala es multidisciplinaria, ya que además de bailarines congrega a músicos, cantantes y actores que dan vida a las crónicas más trascendentales: La llegada de la colonia española, la construcción del ferrocarril de Panamá, la inmigración china al país y la etimología detrás del nombre Panamá.

Historia del istmo estará de vuelta el 29 de febrero en el T eatro Balboa .