El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, se comprometió a invertir más de mil millones de dólares para salvar la Gran Barrera de Coral, uno de los tesoros naturales del país, en caso de que llegue a ganar las elecciones del próximo 2 de julio.

De continuar en su puesto, Turnbull impulsaría ‘la mayor inversión financiera’ histórica en este arrecife, a través de un fondo que se canalizaría como préstamos para el desarrollo de proyectos de energía limpia, para mejorar la calidad del agua y disminuir el uso de contaminantes y fertilizantes.

Turnbull prometió que Australia se convertiría en un modelo mundial en el manejo de arrecifes.

‘Es el arrecife coralino más grande del mundo. Es único. Es gigante. Es un impulsor económico potente para el Norte de Queensland’, expresó Turnbull durante sus recientes discursos de campaña.