Los primeros taxis  sin conductor empezaron a circular este jueves en Singapur  de manera experimental, una primicia mundial en la carrera para lograr vehículos totalmente autónomos mediante una tecnología revolucionaria.

Los seis taxis de la start-up nuTonomy (automóviles eléctricos Renault Zoe y Mitsubishi i-MiEV) circulan en una zona de cuatro kilómetros cuadrados, con sitios designados para recoger y depositar pasajeros.

El trayecto debe ser reservado mediante una aplicación para smartphone de la compañía que presta el servicio, con sede en Estados Unidos.

“La prueba representa una oportunidad extraordinaria para recoger la opinión de los pasajeros en un entorno real”, declaró el gerente y cofundador de la start-up , Karl Iagnemma.

“Estos ensayos brindarán una ventaja única a nuTonomy, en la medida que estamos preparando el despliegue de una flota de vehículos autónomos para 2018”, añadió.

A pesar de que la conducción de estos automóviles high-tech se efectúa de manera autónoma, un ingeniero de nuTonomy se halla a bordo en cada trayecto, con el objetivo de observar al funcionamiento del vehículo e intervenir en caso de plantearse algún problema, precisó la empresa.

Se han anunciado otras iniciativas con esta nueva tecnología. El servicio de reserva de vehículos por teléfono móvil estadounidense Uber  informó la semana pasada que pondrá en circulación automóviles sin conductor en la ciudad de Pittsburgh (Pensilvania) a fines de este mes de agosto.

Por su parte, el grupo Alphabet, casa matriz del gigante de internet Google, había anunciado en el mes de mayo haber concretado una asociación con el constructor automotriz Fiat Chrysler para desarrollar su flota de coches autónomos, que espera poner en servicio antes de fin de año.