La Organización de las Naciones Unidas (ONU) planea extender al periodo 2017-2018 sus programas de ayuda al Corredor Seco de Guatemala, que actualmente benefician a 7,000 familias de esta zona del país centroamericano afectadas por la sequía prolongada.

Así lo aseguró el representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Guatemala, Diego Recalde, quien confirmó que el proyecto ya está definido para 2017 y se está ultimando para el siguiente año, según publica Efe.

El propósito, apuntó en declaraciones a los periodistas, es que los trabajos efectuados en el Corredor Seco, fuertemente afectado por la canícula desde 2014, sirvan de ejemplo y puedan ser replicados en otras comunidades del área.

Según datos de la FAO, el Corredor Seco Centroamericano, en particular Guatemala, Honduras y El Salvador está viviendo una de las sequías más graves de estos últimos 10 años, dejando a más de 3.5 millones de personas necesitando asistencia humanitaria.

El Corredor Seco es una región de Guatemala que cubre parte de los departamentos de Baja Verapaz, Zacapa, El Progreso, Jalapa, Chiquimula, Jutiapa y Santa Rosa.