Científicos del Centro Internacional de la Papa (CIP) en Perú lideran un proyecto todavía en pruebas que explora la posibilidad de cultivar patatas peruanas en Marte.

Cinco científicos del CIP laboran en esta iniciativa desde hace un mes gracias a la propuesta del investigador Julio Valdivia, que está realizando estudios para la NASA y descubrió que el suelo de un sitio en Arequipa es muy similar al de Marte, como explica a Efe el biólogo David Ramírez.

Ramírez se refiere al desierto localizao en La Joya, a 50 kilómetros de Arequipa (en el sur de Perú) y cuya superficie se asemeja al de este planeta porque tiene suelos pobres, con alta concentración de sal y sequía.

Además de un suelo favorecedor, el proyecto toma forma porque Perú es el primer productor de América Latina con 4,7 millones de toneladas anuales y el tubérculo es el más representativo de la agricultura peruana.