Grupos ambientalistas y el Gobierno de Puerto Rico solicitan al Legislativo que reconsidere aprobar el proyecto que prohíbe el uso de bolsas de plástico desechables en la isla, rechazado en último momento a pesar del consenso general.

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico, Carmen Guerrero, indicó a través de un comunicado que la reglamentación de las bolsas de plástico en los comercios ‘es un paso que colocaría a Puerto Rico al nivel de otros países’.

Guerrero señaló que Puerto Rico se pondría así a la altura de los países preocupados por el medio ambiente y que procuran disminuir o eliminar este producto cuyo promedio de degradación es de 500 años.