La mítica voz de Edith Piaf, que este año habría cumplido cien años, sigue vibrando en el mundo, y en su tierra natal.  Francia recuerda estos días a la artista con la publicación de biografías, cartas y nuevas grabaciones.

Édith Giovanna Gassion, su auténtico nombre, nació en el número 72 de la calle Belleville de París, reza desde hace más de 50 años una placa conmemorativa. ‘En las escaleras de esta casa nació el 19 de diciembre de 1915, en medio de la indigencia, Édith Piaf, cuya voz conmocionó más tarde el mundo’, dice la placa.

Robert Belleret, autor del libro Edith Piaf, vivir para cantar, explica sin embargo que en realidad nació en el hospital Tenon, muy cerca de allí.

‘Al mismo tiempo es verdad que gracias a su voz casi sobrenatural esta niña de París, esta flor del asfalto, conquistó el planeta y todavía vibra en nuestras memorias’, asegura el biógrafo.

Las canciones de Piaf siguen vigentes y en las últimas semanas se escucharon en los homenajes a las víctimas de los atentados del 13 de noviembre.