El Museo Británico ha adquirido 16 importantes litografías y 3 grabados al aguatinta del pintor malagueño Pablo Picasso, correspondientes a finales de los pasados años cuarenta y principios de los cincuenta, informó la galería.

Con el apoyo de donantes individuales y del Fondo del Arte, una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a museos y galerías a adquirir y mostrar obras de arte, el Museo Británico ha podido incrementar la representación de Picasso como litógrafo. Estas obras, que el museo londinense expondrá en enero del año próximo, fueron realizadas en París cuando el artista trabajó en estrecha colaboración con el litógrafo Fernando Mourlot, mientras que las aguatintas corresponden a principios de los años cincuenta cuando Picasso experimentaba con las técnicas de la litografía en el estudio de Roger Lacouriere, en París.

Según el museo, de las 16 litografías, 6 están inspiradas por la belleza de la artista Françoise Gilot, a la que Picasso conoció en 1943 cuando ella tenía 21 años y él 62.