Portavoces del zoológico de San Diego, California (Estados Unidos), confirmaron  la muerte de Nola, una rinoceronte blanca del norte de 41 años de edad.

La rinoceronte se encontraba en cuidados veterinarios desde hace más de una semana a causa de una infección por bacteria y otros problemas médicos producto de su avanzada edad.

En las últimas 24 horas su condición empeoró y se le debió practicar la eutanasia, según un comunicado del zoológico.

“Estamos profundamente devastados por esta pérdida”, lamentó la oficina de Relaciones Públicas de la institución.

La muerte de Nola reduce a tres los rinocerontes blancos del norte que viven en el planeta, a saber dos hembras y un macho que se hallan en una reserva en Kenya, África.