Un hospital de la municipalidad suroccidental china de Chongqing ha efectuado, con éxito, una operación de tumor a una enferma de cáncer pancreático sirviéndose de la ayuda de un robot.

Luego de haber buscado en una base de datos médicos ampliamente utilizada a nivel global, el hospital aseguró que la intervención del sábado era la primera reconstrucción artificial de vaso sanguíneo en que ha estado involucrado un aparato robótico en el mundo.

La fase más difícil de la intervención quirúrgica fue reemplazar la vena porta con un vaso sanguíneo artificial sin ocasionar una hemorragia masiva, de acuerdo con Bie Ping, quien realizó la operación.

Durante la operación, el robot, bajo el control del médico, localizó la vena porta conectada con el páncreas, que igualmente estaba cancerosa y debía ser eliminada.

Tras un cálculo instantáneo y preciso del robot, el médico insertó un brazo robótico en la enferma de 57 años de edad a través de un pequeño agujero para mantener el vaso artificial estable mientras utilizaba el otro brazo para suturarlo con una aguja quirúrgica.

“Se suele abrir el abdomen del paciente para este tipo de cirugía”, expresó Bie. “Pero el robot sólo dejó unos pocos agujeros de aguja, lo que conduce más rápido a la recuperación”, agregó.