Se pueden usar collares con GPS para ayudar a encontrar a un perro extraviado. Otros ayudan a monitorear la actividad física del animal.

Ahora, dos empresas tienen lo último en tecnología para mascotas: collares que revisan temperatura, pulso y respiración, e incluso señalan si le duele algo.

PetPace , con sede en Burlington, Massachusetts, desarrolló un collar médico que puede medir los signos vitales del perro y otra información en busca de señales de dolor.

Las irregularidades generan una alarma enviada por teléfono, texto o correo electrónico.  Voyce , creada por I4C Innovations Inc. , y con sede en Chantilly, Virginia, tiene una versión al consumidor que detecta información similar.

Igualmente cuenta con una versión Voyce Pro , que está disponible para que los veterinarios la utilicen en mascotas que se recuperan de operaciones o de largas enfermedades.

Ambos collares se pueden programar para monitorear alguna enfermedad en específico.