El Salvador sufrió pérdidas de 4.7 millones de quintales de maíz, materia fundamental en la dieta de la población, por una sequía que afecta a más de 102 mil productores, informó el ministro de Agricultura, Orestes Ortez. “En números gruesos tendremos una disminución en esta siembra de primera, siembra de mayo, de 4.7 millones de quintales de maíz y de frijol estamos hablando de 52 mil 158 quintales”, declaró Ortez al canal de televisión TCS.

Para el ministro, la pérdida de maíz es de cerca de 25% de la producción nacional, la cual tenía una proyección para 2015 de 20.5 millones de quintales, mientras que la caída de frijol es de 2%, por cuanto la mayor producción se registra entre agosto y diciembre.

El maíz y el frijol son considerados granos básicos en la dieta alimenticia de los salvadoreños, entonces el Gobierno ya ordenó importaciones para evitar el desabastecimiento del mercado. Un estudio realizado por técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería reveló que 85 mil 656 hectáreas de cultivos de maíz se perdieron total o parcialmente por una sequía de 25 días sin lluvias.

La sequía en el denominado “corredor seco” salvadoreño, según Ortez, abarcó a 104 de los 262 municipios del país y afectó a 102 mil 609 agricultores.