Unos 9,7 millones de personas de un total de 60 millones de afectados por el fenómeno El Niño se hallan en Centroamérica y el Caribe, informó el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O’Brien.

Países como El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Haití se encuentran entre los más perjudicados del mundo y, por lo tanto, la respuesta humanitaria en su favor supone una prioridad para las Naciones Unidas.

Concretamente, debido a El Niño, estos países afrontan problemas de malnutrición, de enfermedades transmitidas por mosquitos como el zika y de contaminación de las aguas, así como un mayor riesgo de enfermedades contagiosas por la falta de saneamiento e higiene a causa de las graves sequías en la región.

El Niño ha dejado 60 millones de damnificados en todo el mundo, de los que 32 millones se encuentran en el sur de África y otros 11 millones en Asia y el Pacífico. Concretamente, el Estado más damnificado es Etiopía, donde casi 7 millones de personas necesitan ayuda urgente debido a que el país sufre la peor sequía en 50 años.