Una vaca yace muerta sobre un barrizal seco en un embalse en Senekal (Sudáfrica). La última lluvia en la región fue el 15 de diciembre de 2015 y ha sufrido cortes en el suministro de agua durante los últimos tres meses, lo que ha obligado a los vecinos del área a esperar largas colas para obtener agua potable.

Varias regiones del país están sufriendo la peor sequía y las más altas temperaturas de los últimos treinta años.