Un operativo costero acuático descubrió que se continúa registrando la tala de madera preciosa dentro del Parque Nacional de Cerro Hoya, localizado entre las provincias de Los Santos y Veraguas, el reducto boscoso más importante de la península de Azuero.

Bolívar Domínguez, director del Ministerio de Ambiente en Los Santos, detalló que en un recorrido desde la desembocadura del río La Villa hasta Restingue se pudo observar, maderas en algunos puertos como Lajas y Sierra que se han extraído de Cerro Hoya.

Domínguez señaló que la tala no es de gran magnitud, se trata de madera de valor industrial y astillas de nísperos para cercas de fincas ganaderas.

De igual manera, informó que mantienen vigilancia en el puerto Los Buzos, en el corregimiento de Cambutal, distrito de Tonosí.

El área del parque es de 32 mil 557 hectáreas; 23 mil se conservan con bosques, 4 mil pertenecen a la zona marina de extremo suroeste de la península y 5 mil 500 están trabajada; no obstante, se necesitan más personas para la fiscalización de esta región.