La Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), conocida igualmente como la Convención de Bonn, llevó a cabo en Panamá un taller de capacitación para los países no partes, con miras a lograr que más naciones se sumen a la causa.

La actividad se efectúa cada año con el propósito de informar sobre los problemas que enfrentan las especies en su trayecto migratorio por el mundo, ocasionados tanto por la mano del hombre como por los fenómenos climatológicos, así como también revisar los conceptos de la CMS, despertar el interés y generar información, indicó la ministra de Ambiente de Ecuador, Lorena Tapia.

‘El objetivo de la convención es sumar más países porque de nada vale que un país conserve, por ejemplo, sus tortugas si el país de al lado no lo hace’, comentó Francisco Rilla, oficial del Programa de Capacitación de la Convención de Especie Migratorias, CMS.

Villa agregó que ‘la CMS desempeña su labor a favor de la conservación de una amplia variedad de especies aviarias, acuáticas y terrestres, a través de la negociación y la aplicación de acuerdos y planes de acción para las especies’.

Se conoció que actualmente 121 países forman parte de la CMS, de los 192 que existen en el mundo. Es decir, que 71 aún no se han sumado.