Las excavaciones para la construcción de un parque empresarial en Holanda descubrieron misteriosos restos del Imperio Romano tales como piezas de bronce, una estatua de piedra de Júpiter y una lápida con la inscripción ‘DEAE’ (la diosa), explicó el sábado el arqueólogo Henk van der Velde.

‘Se trata de uno de los asentamiento más ricos de la expansión romana. Esta excavación ha demostrado el gran valor que aportó el Imperio romano a Holanda mientras trataba de dominar territorios’, detalló el arqueólogo, que participa en el estudio de las piezas, cuyo valor se sigue calculando.

Entre los objetos más sorprendentes, destaca Van der Velde, hay dos estatuas de piedra, un material que no se podía hallar en la región holandesa de esa época, lo que significa que lo transportaron desde otro sitio. Una de las estatuas es una representación de 45 centímetros del dios Júpiter, el máximo exponente de la mitología romana.