Un hombre que sufre tetraplejia desde hace 8 años ha podido comer y beber por sí mismo gracias a una novedosa prótesis neurológica que ha reconectado su cerebro con los músculos y que le ha permitido recuperar movimiento en un brazo.

Aunque es una prueba efectuada a un solo individuo, se trata de un gran avance ya que es la primera vez que se logra restaurar el control por parte del cerebro en una persona con una parálisis completa, indica el estudio, publicado esta semana en la revista The Lancet.

Lo que hace el sistema es decodificar las señales del cerebro y transmitirlas a unos sensores implantados en el brazo. Una compleja prótesis que comenzó a serle implantado al enfermo, de 53 años, hace dos.

Doce meses luego de empezar el proceso, el individuo, pudo comer y beber sin ayuda.

“Nuestra investigación está en una fase temprana, pero creemos que esta neuroprótesis podría ofrecer a las personas con parálisis la posibilidad de recuperar las funciones de brazo y mano para realizar actividades cotidianas, lo que les daría mayor independencia”, explicó en un comunicado el responsable de la investigación, Bolu Ajiboye, de la Universidad Case Western Reserve (Ohio, EE.UU.).

Por el momento la prótesis ha permitido a un hombre tetrapléjico “alcanzar y agarrar”, por lo que ha podido alimentarse o beber una taza de café.

“Con un mayor desarrollo, creemos que la tecnología podría dar un control más preciso, permitiendo una gama más amplia de acciones, que podrían comenzar a transformar la vidas de las personas que viven con parálisis”, añadió Ajiboye.