Las tortugas son capaces de navegar con precisión más de cien kilómetros luego de haber estado en cautiverio, incluso durante más de un año, con el propósito de regresar a sus hogares, según un estudio publicado en Australia.

“(Solo) perdimos contacto con los aparatos de rastreo colocados en dos de ellas, pero todas, excepto una, retornaron a casa”, expresó Takashiro Shimada, experto de la Universidad James Cook y autor de este estudio que siguió a 59 de estos animales marinos.

La investigación reveló que la mayoría de las tortugas que pasaron un corto tiempo en cautiverio, e incluso la que pasó más de 500 días bajo cuidados debido a lesiones, halló el camino de regreso, según un comunicado de la Universidad James Cook.

Además de las largas distancias de navegación, que incluyó los 117 kilómetros nadados por una de las tortugas, los científicos observaron que estos quelonios llegaron a pocos metros del punto en el que fueron encontrados.

Los investigadores creen que las tortugas navegan apoyándose en una combinación de claves geomagnéticas y otros procesos que aún no han sido completamente entendidos.