La estatuilla del Óscar que recibió Schindler’s list, de Steven Spielberg, como Mejor Película de 1993 fue entregada el Museo del Holocausto en Jerusalén, Yad Vahsem, que trabaja en la preservación de la memoria del genocidio.

El productor croata y superviviente del Holocausto Branko Lustig entregó esta mañana en el Centro Visual de Yad Vashem el Óscar —uno de los siete que consiguió el filme— que recibió por el filme en un acto en el que estuvo acompañado de la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovi, de visita oficial en el país.

“Este Óscar representa a todas las víctimas y supervivientes, todo lo que pasaron. Representa a la gente que fue asesinada y nos pidió que contásemos sus historias”, dijo en Lusting en la ceremonia, informó la portavoz de la institución memorial. La estatuilla será expuesta a partir de ahora en el Centro Visual del museo.

“Gracias por tu valentía en hacer la película y por tu decisión de separarte de tu Óscar, tan significativo para cualquier creador, y dárselo al Yad Vashem, en el Monte del Recuerdo, donde lo verán millones de visitantes”, dijo el director del museo, Avner Shalev.

La presidenta croata visitó el Museo de la Historia del Holocausto y participó en una ceremonia conmemorativa.