Dos universitarios bolivianos crearon un chip para microscopios que detecta automáticamente la tuberculosis (TB) en muestras de esputo, un proceso que en Bolivia y otros países en desarrollo se efectúa con baciloscopías no siempre precisas.

Rodrigo Loza (22) y Khalil Nallar (21), estudiantes de Biomédica y de Mecatrónica, respectivamente, en la Universidad Católica Boliviana, consideran el dispositivo una alternativa a los ‘métodos antiguos y poco certeros’ utilizados para diagnosticar la enfermedad.

‘Proponemos un dispositivo barato, automático (sin necesidad de manipulación humana) y 100 % seguro’, aseguró Loza.

Loza y Nallar empezaron su trabajo con una visita al Hospital del Tórax de La Paz, institución que diagnostica la TB en base a la baciloscopía, una prueba seriada de tres días consecutivos, donde se toma una muestra de esputo para detectar la enfermedad.

Sin embargo, explica Nallar, el método tiene ‘varias limitaciones’, ya que es un proceso ‘largo y cansador’ para el médico porque tiene que estar varias horas frente al microscopio.

Loza subrayó que es muy importante diagnosticar la enfermedad a tiempo, pero a veces no sucede. ‘Se han creado nuevos métodos de tipo molecular para detectar la enfermedad, pero no se implementan en países pobres por la falta de recursos económicos y de personal capacitado en el área’, añadió. Ante ello, los inventores pensaron en automatizar el diagnóstico de la TB por medio de un chip inteligente que permite al microscopio identificar automáticamente la enfermedad y procesar los resultados en una aplicación que puedan portar los médicos.

‘Lo bueno de nuestro dispositivo es que es preciso, rápido y barato, cuesta 130 dólares e incluso podría ser menos si se masifica la producción, así que nosotros proponemos la especificidad y precisión de diagnósticos a un bajo costo’, subrayó Loza.