El acto de barrer se convierte en la apuesta de los artistas panameños Jonathan Harker  y Donna Conlon  en su nuevo videoarte Bajo la alfombra .

El cepillado del piso llevando a rastras la suciedad para acumularla bajo la alfombra es la analogía que usan para denunciar cómo se oculta sistemáticamente el pasado o lo que es incómodo ante la vista de los otros, en el interior de ese elemento decorativo.

“Barrer cosas bajo la alfombra representa eso de esconder los episodios o realidades que nos pueden avergonzar para dejarlos en el olvido”, recalca Johann Wolfschoom, curador del espacio Diablo Rosso en Casco Antiguo , donde se estrena la obra mañana jueves, a las 7:00 p.m.

Bajo la alfombra es una obra que lleva su matiz de crítica social, tal como la dupleta lo ha hecho con éxito con producciones anteriores: Efecto dominó  (2013), Tropical Zincphony (2013) y Manos invisibles  (2014), insertando el humor en sus propuestas. Para esta ocasión el señalamiento es hacia la pérdida de la memoria colectiva con el paso del tiempo.

“Ellos tienen una manera clara, sencilla, pero fuerte, de abordar los temas” que fusionan “con elementos de audio muy bien cuidados”, describe Wolfschoom de la pieza audiovisual.