Integrada por 32  piezas que mezclan colores, transparencias y opacidades, la muestra ‘Vidrio y Bronce’ de Liz Faarup se exhibe en la Galería Habitante.

‘Vidrio y bronce son los materiales con los que estoy trabajando. Trato de mezclarlos’, explica Faarup, quien asegura que hasta la fecha ha logrado hacer la simetría entre los dos materiales en una pieza, pues ‘es algo complicado porque el bronce pesa más que el vidrio y lograr que se forme una sola pieza es todo un reto’.

Las obras, aunque tocan diversos temas y procesos creativos, están ligadas a momentos felices que marcaron la vida de Faarup.

La artista, quien dedica poco más de cinco horas diarias a sus piezas, diseña las formas, en su cabeza para luego dibujarlas y poder ‘darles vida’.

 ‘Vidrio y Bronce’ es la primera exposición individual que efectúa la artista, quien obtuvo su licenciatura en Arquitectura por la Universidad de Notre Dame, Estados Unidos.

Faarup, desde el 2008 hasta la actualidad, cursa estudios de escultura en el Taller Quimera, dictados por el maestro Armando Granja.