El volcán Chaparrastique, situado en la región oriental de El Salvador, lanzó un flujo de gases y cenizas que no tuvo consecuencias, informó el Ministerio de Medio Ambiente (MARN).

El MARN detalló que la ‘desgasificación’ del volcán inició a las 10:00 hora local (16:00 GMT) pero que ‘no existe evidencia de altas temperaturas’ en el material emanado.

Añadió  que la estación del MARN localizada en las cercanías del volcán registra entre 600 y 1,400 toneladas diarias de emisiones de dióxido de azufre que son ‘valores considerados altos’.

De igual manera, indicó que la actividad sísmica es ‘anómala’ e ‘inestable’ porque durante las últimas 24 horas la actividad ha fluctuado entre 142 y 600 vibraciones cuando el ‘valor normal’ es 50. ‘Cambios súbitos en la vibración sísmica del volcán y altas emisiones de gases son indicador de inyecciones de fluidos al sistema’ y ‘no se descarta la presencia de lava en la superficie’, señaló la entidad.