Un boletín del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) informó que el domingo de madrugada se registró una “fuerte incandescencia en el cráter”, que “podría ser el inicio” de una nueva erupción.

Es por ello, que las autoridades mantienen los monitoreos, aunque por el momento no es necesario efectuar ninguna evacuación.

La expulsión de material incandescente hasta 200 metros de altura sobre el cráter “con retumbos audibles” cada 5 segundos aproximadamente, además está acompañada de un sonido “constante” similar a la locomotora de un tren.

Los flujos de lava tenían una longitud de 900 a mil metros y cayeron por las barrancas Santa Teresa y Trinidad. En el transcurso de la mañana del domingo, el volcán de Fuego mantuvo los flujos de lava en las dos barrancas, además de explosiones de débiles a moderadas.

Igualmente se presentaron columnas de color gris de una altura de 4 mil 400 metros sobre el nivel del mar, añadió el boletín. De confirmarse esta nueva erupción del volcán de Fuego, de 3 mil 763 metros de altura, sería la novena en lo que va de 2015.

D e los 33 colosos que hay en Guatemala, el volcán de Fuego es junto al Santiaguito y al Pacaya los que se mantienen activos de forma permanente.