El científico japonés, Yoshinori Ohsumi, ganó el premio Nobel de Medicina de este año, por descubrimientos relacionados con la degradación y reciclaje de los componentes celulares.

El Instituto Karolinska premió el lunes a Ohsumi por sus “brillantes experimentos” en la década de 1990 sobre la autofagia, proceso que significa literalmente “autocomerse”, y describe cómo las células devoran su contenido y proveen componentes básicos para su renovación.

Se han relacionado las alteraciones de la autofagia con varias enfermedades, como el Parkinson, la diabetes y el cáncer, indicó el instituto.

“Ahora se hacen investigaciones para crear drogas que apunten a la autofagia en diversas enfermedades”, dijo el Karolinska en su comunicado.

Ohsumi nació en 1945 en Fukuoka, Japón . Es profesor del Instituto de Tecnología de Tokio . En 2012 recibió el Premio Kioto, el reconocimiento privado más importante de Japón a los logros individuales.

“Como científico, me siento extremadamente honrado”, mencionó Ohsumi en una entrevista en directo con la emisora japonesa NHK .

Acerca de su trabajo, expresó que “el cuerpo humano repite constantemente el proceso de autodescomposición, o canibalismo, y existe un delicado equilibrio entre la formación y la descomposición. De eso trata la vida”.