El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires anunció el cierre del zoológico de la capital argentina debido al ‘estado’ de las instalaciones en las que viven los animales y reveló que pasará a ser un ‘ecoparque’ que promueva la educación ambiental.

‘Creemos que no da para más tener animales en este estado’, expresó el jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, en una rueda de prensa motivada por la clausura del zoológico capitalino, que pasará a ser un complejo interactivo centrado en la formación ambiental en el que se irá reduciendo paulatinamente el número de animales.

El zoológico permanecerá cerrado hasta las vacaciones de invierno, que en Argentina inician el 18 de julio, fecha en la que reabrirá como ecoparque e invertirá el dinero de la entrada en transformar el espacio y trasladar a las cerca de 2,400 especies que, según la agencia estatal Télam, habitan allí.

De esta forma, la gestión del lugar, que desde 1991 y hasta finales de este año estaba en manos de la compañía concesionaria Jardín Zoológico SA, fue asumida por el Gobierno de la ciudad.