Un grupo de científicos abrieron una jaula para reintroducir a la vida silvestre a 15 cotorras puertorriqueñas como parte de un programa de conservación de la especie.

Las aves se alejaron volando sin ninguna vacilación y desaparecieron en un bosque cercano a la costa norte de Puerto Rico, según Carmen Guerrero, secretaria de Recursos Naturales.

Fue la novena liberación en la Reserva Natural Río Abajo desde 2006. Hay otras 204 cotorras bajo resguardo, y se cree que viven de manera silvestre en la cercanía entre 57 y 108 cotorras, indicó la funcionaria.

Las aves liberadas el miércoles tenían entre uno y dos años de edad, y estuvieron en una jaula separados de las otras cotorras durante un año.

Los científicos trataron de simular un entorno natural en la jaula, donde los alimentaron con frutas locales y les enseñaron a reconocer depredadores naturales.

El departamento de Recursos Naturales maneja, además, otro centro de reproducción en la selva lluviosa tropical El Yunque en el noreste de Puerto Rico.