Como parte fundamental del proyecto de construcción del tercer juego de esclusas que realiza la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), esta entidad ha cumplido su compromiso de compensar ecológicamente aquellas áreas protegidas del país que están propensas a sufrir daños o afectaciones directas durante la ejecución de la obra.

Esta iniciativa forma parte del compromiso que la ACP realizó desde el 2007 cuando se puso en marcha el proyecto, ya que atiende a normas ambientales de estricto cumplimiento.

De esta forma la Autoridad del Canal, junto a contratistas, la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), lleva a cabo el rescate de zonas de manglares, áreas de bosques, mamíferos, reptiles y aves vulnerables a los cambios que implica esta obra, y cuyo hábitat se halla en zonas colindantes al proyecto.

La ACP dió a conocer a través del documental ‘Historias de éxito’, que gracias a esta iniciativa de rescate ecológico se llevan reforestadas 812 hectáreas en múltiples lugares en todo el país.

El plan de reforestación abarca la protección y rescate de especies nativas hasta las zonas de manglar en la desembocadura del río Chiriquí Viejo en el distrito de Barú, en el Parque Nacional Volcán Barú, en la provincia de Chiriquí.

En Coclé se ha reforestado en el Parque Nacional Omar Torrijos, mientras que en la provincia de Herrera se ha desarrollado en la Reserva forestal Montuoso.

Otros sitios que incluye el proyecto de reforestación son el Parque Nacional Camino de Cruces, Parque Soberanía, Parque Nacional Altos de Campana y el Parque Nacional Chagres, además figura la zona de Protección Hidrológica Tapagra.

Morón agregó que se esperan a futuro reforestar aproximadamente 350 hectáreas más, en comunidades indígenas y otras áreas de las provincias de Coclé y Panamá.