Las autoridades sanitarias de Inglaterra presentaron una aplicación para móvil que informa al usuario sobre la cantidad de azúcar que contienen los alimentos y bebidas, con el propósito de detener  la crisis de obesidad en el Reino Unido.

La aplicación, muy didáctica y que puede descargarse de forma gratuita, escanéa los códigos de barras y revela la cantidad total de azúcar de los productos en número de terrones o en gramos.

Esta iniciativa se enmarca dentro de la nueva campaña ‘Change4Life’ de la Public Health England (PHE), una agencia del Servicio Nacional de Salud británico (NHS), que alerta de que los niños están ingiriendo una media de azúcar tres veces mayor que el límite recomendado.

De acuerdo con la PHE, los niños ingleses de entre cuatro y diez años toman en torno a 22 kilos de azúcar al año (cerca de 5,500 cubitos de azúcar), por encima del peso medio de un niño de cinco años.

Los límites diarios recomendados, según establece la autoridad sanitaria de la región, es de cinco cubos de azúcar o 19 gramos para niños de entre cuatro y seis años; seis cubos o 24 gramos para niños de siete a diez años; y siete cubos o 30 gramos para aquellos con 11 años o más. La ‘app’ se ha creado para concienciar sobre la cantidad elevada de azúcar que contienen los alimentos que se consumen a diario. En 2013, cerca de un tercio de la población con cinco años y casi la mitad de los niños con ocho años tenían caries, alerta la agencia.