Cerca de 30 asnos salvajes asiáticos, especie en peligro de extinción, han sido avistados en las praderas chinas cerca de Mongolia, según informó a Xinhua la policía forestal local.

El descubrimiento de los animales ha inspirado a los zoólogos de la región autónoma china de Mongolia Interior, en el norte del país, a tomar medidas protectoras para esta especie, que ha experimentado un significativo declive desde la década de los años noventa del siglo pasado debido a la caza furtiva.

Los guardias policiales vieron a los animales, incluidos tres potros, durante una patrulla rutinaria a lo largo del área fronteriza entre China y Mongolia.

Los asnos se hallan todos en buena condición, de acuerdo con el buró de la policía forestal de la Liga (prefectura) de Xilingol.

A inicios de diciembre pasado, la policía china igualmente había avistado tres asnos salvajes en la zona. China intensificó la campaña contra la caza furtiva de la rara especie, originaria de China, India e Irán.