Las autoridades de Kunming, capital de la provincia de Yunnan (sur de China), han prohibido a los restaurantes locales que utilicen leña para cocinar el plato típico de la zona como parte de sus esfuerzos para disminuir la contaminación.

La oficina de protección medioambiental de Kunming prohibió a los restaurantes que sirven ‘chaihuoji’ (pollo a la leña) el uso de madera y les solicitó sustituirla por combustibles más limpios, informó China Daily.

De esta forma, la ciudad sigue los pasos de Chongqing (centro), región pionera en exigir a los restaurantes que cambien la manera de cocinar sus platos típicos para reducir la contaminación atmosférica, uno de los grandes problemas que afectan a las urbes chinas. Han prohibido las barbacoas al aire libre, el bacon ahumado y el pollo cocinado con leña.