Un equipo internacional dirigido por investigadores chinos y estadounidenses desarrolló un nuevo método de refrigeración basado en torcer y destorcer fibras.  El estudio publicado ayer en la revista Science describió la nueva estrategia que puede incrementar de forma significativa la eficiencia de congelamiento, en comparación con los tradicionales compresores de aire.

La “nevera de torción” funciona debido al hecho de que torcer fibras de goma y luego destorcerlas resulta en un enfriamiento de la temperatura de la superficie, según el estudio.  Investigadores de la Universidad Nankai de China y la Universidad de Texas en Dallas estiraron las fibras de goma y luego las torcieron hasta que se superenrollaron.

Liberar tanto la torción como el estiramiento produjo un enfriamiento de 16.4 grados centígrados a cierto punto, según el estudio.  La eficiencia del motor térmico de los refrigeradores convencionales es de menos de 60 por ciento y la eficiencia del nuevo método podría alcanzar 67%, dijo Liu Zunfeng, autor correspondiente del artículo y profesor de la Universidad de Nankai.

La refrigeración y el aire acondicionado consumen un 20 por ciento de la energía eléctrica mundial, según el Instituto Internacional de Refrigeración.

Xinhua