El Coliseo luce más imponente que nunca luego de su restauración sumamente costosa: una limpieza por varios millones de euros para remover una pátina gris y poco digna de hollín y suciedad del antiguo estadio que ha sido embestido por la polución en la congestionada Roma.

La patrocinadora de la restauración es la fabricante de zapatos y artículos de lujo Tod’s. El fundador de la compañía, Diego Della Valle, respondió a un llamado al sector privado para ayudar a las arcas anémicas de Italia a cuidar de sus tesoros arqueológicos.

El primer paso de la restauración se develó oficialmente este viernes 1 de julio, aunque el monumento permaneció abierto durante la limpieza de tres años. El exterior del Coliseo se limpió utilizando atomizadores de agua y cepillos de mano.

Tod’s está desembolsando 28 millones de dólares para todo el proyecto, que igualmente incluye la construcción de un centro para visitantes y la restauración del nivel subterráneo.