Una tumba de la era micénica, una de las mayores de su clase hallada en Grecia, fue descubierta en Orcómeno, a unos 100 kilómetros al noroeste de la capital de Atenas, anunció el Ministerio de Cultura de Grecia.

Datada de mediados del siglo XIV a.C., es la novena mayor cámara de tumbas de las cerca de 4,000 excavadas en los últimos 150 años, según un boletín enviado por correo electrónico.

El descubrimiento fue hecho en el sitio de Prosilio durante el primer año de un programa de cooperación de 5 años entre Viotia Antiquities Ephorate, la Escuela Británica de Atenas y la Universidad de Cambridge.

La cámara mortuoria de 42 metros cuadrados, con un “camino” de 20 metros cavado hacia ella, tiene cuatro paredes con una repisa tallada cubierta con yeso de arcilla, informó la agencia nacional griega AMNA.

En el suelo de la cámara, los arqueólogos encontraron los restos de un hombre de entre 40 y 50 años de edad, rodeado por arneses de caballos, trozos de arco, flechas, clavos, joyería, peines, un sello y un anillo de sello.

El descubrimiento de una sola tumba con hallazgos significativos es bastante raro, dado que las tumbas de las cámaras micénicas tendían ser reutilizadas para múltiples entierros de generación en generación, por lo que los artículos eran alterados o saqueados, indicó el ministerio.

Se cree que la tumba está vinculada con el cercano complejo del palacio de Orcómeno que dominó el área en los siglo XIV y XIII a.C. y que pertenece a un integrante de las clases sociales altas de la época.