Un total de 5 mil 766 incendios forestales ha atendido en lo que va del año el Cuerpo de Bomberos de Panamá, a lo largo de todo el país.

Jaime Villar, director de esa entidad, indicó que esta situación no es normal, porque en promedio se están registrando 53 quemas diarias.

La cifra es superior a las reportadas desde enero de 2015 hasta el 30 de abril del mismo año, cuando se atendieron 5 mil 554 incendios de este tipo.

Villar manifestó desconocer qué hay detrás de estos siniestros y por qué aumentó la cantidad. Sin embargo, recordó que el pasado 29 de febrero se presentó una denuncia ante el Ministerio Público para que se hagan las investigaciones respectivas y se pueda dar con los responsables de esta práctica.

Los datos estadísticos del Cuerpo de Bomberos reflejan que las provincias de Panamá, Panamá Oeste, Chiriquí, Coclé y Herrera son las de mayor afectación.

Villar igualmente dijo que el 99% de los incendios que se han reportado “han sido provocados”, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía para que se denuncie a cualquier persona que sea sorprendida en esta mala práctica. “Esto pone en riesgo a toda la población”, acotó.

Se informó que atender cada una de estas quemas demanda la participación de entre 50 y 300 bomberos por llamada, quienes trabajan un promedio de ocho horas para controlarlos.

Aunque, en algunos casos, las labores pueden extenderse por semanas como ha sucedido en la provincia de Darién.