A pocos días de terminar el año 2014, la Organización Mundial de la Meteorología (OMM) informó que este año ha sido el más caluroso hasta el momento registrado.

El dato fue revelado en un informe, que además explica que las altas temperaturas de la atmósfera y el mar han sido las causantes de las precipitaciones, inundaciones y sequías extremas que se han dado en todo el mundo.

Hasta ahora, los años más calurosos habían sido 2010, 2005 y 1998. Las altas temperaturas se dieron de enero a octubre a pesar de que no sucedió ningún episodio de ‘El Niño’. Este fenómeno sucede cuando unas temperaturas de la superficie del mar, superiores a la media en la parte oriental del Pacífico tropical, se combinan con sistemas de presión atmosférica que se refuerzan y afectan a las condiciones meteorológicas mundiales.

Según la OMM, de enero a octubre, la temperatura media mundial del aire sobre la superficie terrestre y la superficie del mar fue superior en unos 0,57 grados centígrados a la media del periodo de referencia de 1961-1990, que fue de 14 grados. Además, las temperaturas en los 10 primeros meses del año fueron 0,09 °C superiores a la media de la década anterior (2004-2013).

Con respecto a la temperatura media del aire en la superficie de la tierra, de enero a octubre de 2014 fue de aproximadamente 0,86 °C por encima de la media correspondiente al período 1961-1990, lo que la convierte la cuarta o la quinta más alta de las registradas para ese periodo. Por su parte, las temperaturas mundiales en la superficie del mar fueron las más altas de las que se tenía registro, de unos 0,45 °C por encima de la media de 1961-1990.